NOTICIAS

La psoriasis: definición, causas y tratamiento

20.04.18

La psoriaris o soriasis se define, según la Real Academia de la Lengua Española (RAE), como dermatosis general crónica. El término dermatosis alude a una enfermedad de la piel.

¿Qué es la psoriaris?

Más allá de la definición académica que aporta la RAE, la psoriasis es una enfermedad inflamatoria y crónica de la piel, que puede aparecer en diferentes partes del cuerpo, como codos, rodillas y cuero cabelludo, y requiere un tratamiento individualizado.

La psoriasis es fácilmente identificable, pues presenta una zona enrojecida en la que aparecen escamas de color blanco. En situaciones extremas, incluso pueden producir grietas en la piel, con el incremento de las molestias y el dolor.

Hay que insistir que esta enfermedad no es contagiosa, aunque sí se ha identificado la influencia de la herencia genética.

¿Cuál es la causa de la psoriasis?

De manera indirecta, la psoriasis puede derivar en otras enfermedades relacionadas con el estado emocional y psicológico de las personas que viven con ella. La ansiedad y la depresión son en ocasiones habituales, debido al impacto en la imagen que puede llegar a tener, pues puede llegar a condicionar el día a día, las relaciones laborales y personales.

No hay certeza sobre la causa de la psoriasis, aunque, como ya se ha indicado, parece claro que hay una clara influencia de la genética. Además, hay medicamentos o infecciones que pueden empeorarla. El estrés, por ejemplo, es un síntoma que agrava la psoriasis.

¿Tratamiento para la psoriasis?

Desafortunadamente para las personas que padecen la psoriasis, no hay un tratamiento curativo de momento, aunque sí hay consejos que pueden seguirse para aminorar sus efectos y mejorar la calidad de vida de quienes la sufren.

Mantener estrictos hábitos higiénicos es fundamental en su tratamiento si quieren obtenerse resultados positivos. No lavar el cuerpo y la cabeza en exceso (una vez al día es suficiente) para evitar eliminar la protección natural que genera la piel es clave.

Los productos utilizados son igualmente un factor que debe tener en cuenta. Es aconsejable utilizar geles suaves, que eviten irritaciones y sequedad en la piel. Esto hay que acompañarlo con la aplicación de cremas apropiadas, sobre todo tras el aseo personal o el baño, para mantener la hidratación de la piel.

¿Qué podemos hacer para combatir la psoriasis?

Si tienes diagnosticada la psoriasis por un especialista o si crees que puedes sufrirla y aún no has acudido a un dermatólogo, te recomendamos pasarte por Balneario de Chiclana. Aquí, te atenderá nuestra especialista y te ofrecemos un recurso natural, como nuestras aguas, con propiedades beneficiosas demostradas.

Las aguas del balneario se clasifican como hipertónicas, alcalinas, cloruro sódicas, sulfurosas y sulfato cálcicas. Entre sus componentes más importantes destacan el cloro, el sodio y el azufre, este último en su máxima concentración. Por este motivo, disponemos de técnicas termales dermatológicas para el tratamiento de afecciones como el acné, la psoriasis, la dermatitis atópica, dermatosis víricas y bacterianas (impétigo, herpes), dermatosis que cursan con prurito (picor), etcétera.

En Balneario de Chiclana llevamos ofreciendo servicios desde el año 1803. En total, 215 años donde han sido muchísimas las personas que han visto cómo sus afecciones en la piel mejoraban con nuestras aguas. Además, si es necesario, también disponemos de una gama de productos creados con el único fin de hacer tu vida más saludable.

Balneario de Chiclana está en Avenida de Fuente Amarga, s/n (Chiclana de la Frontera, Cádiz). Para información y reservas: 956 400 520.